17 junio, 2015 0

La expansión de las nuevas tecnologías y la explosión de recursos y herramientas (muchas de ellas gratuitas) han provocado la democratización de la publicación de información. Desde la creación de perfiles y páginas en las redes sociales hasta la instalación de un sitio web responsive con apenas unos clicks, sin olvidar la proliferación de blogs de las temáticas más diversas, los usuarios hoy en día sienten la necesidad de compartir sus conocimientos y experiencia para conectar con perfiles similares a ellos. Bien por afición o bien por búsqueda de un nuevo empleo, la red acoge cada más y más información en busca de usuarios potenciales. Sin embargo, ante tal magnitud de información, ¿cómo podemos crear contenido que «enamore» a nuestro público más allá de escribir un post?

Jeff Bullas, uno de los gurús del Social Media a nivel mundial, nos da algunas cifras que demuestran esta «masificación»: 30 mil millones de fotografías publicadas en Facebook en 2010, 48 horas de vídeo subidos a Youtube cada minuto en 2011 ó 330 millones de posts en blogs cada año. Y también comparte algunas claves para que nuestro contenido revierta en suscriptores, lectores y seguidores. No olvides que los usuarios utilizan la red para buscar información, formarse, resolver problemas y entretenerse. Partiendo de esas premisas, el siguiente paso que debemos estudiar es el formato a utilizar.
– Vídeos: grabar un vídeo está al alcance de cualquier usuario. Desde cualquier cámara compacta que permite grabar videos con un mínimo de calidad hasta los smartphones pueden grabar sencillas presentaciones. Ideales para realizar pequeñas entrevistas tanto formales como informales (puedes ver este ejemplo en el trabajo de Baquía y sus entrevistas exprés). También puedes utilizarlos para la presentación de nuevos productos o trabajos realizados que demuestren que eres todo un profesional en tu campo o webinars y «cómo hacer», como los que realizamos en UfanBuilder.
– Presentaciones: Slideshare es una de las plataformas más utilizadas por quienes quieren compartir a través de las redes sociales documentos en Microsoft Office, Open Office, iWorks o PDF y que permiten demostrar al mundo quiénes sómos y cómo trabajamos. La creatividad y la forma de hacerlo está servida. Aunque, si lo que buscas es algo más impactante, quizás Prezi sea la solución para ti.
– Imágenes: aunque en los últimos meses Flickr ha estado en decadencia, su renovación estética y la ampliación de la capacidad de almacenamiento en las cuentas gratuitas ofrecen múltiples posibilidades para tu negocio. Enseña con fotografías de calidad y a gran resolución todo aquello que las redes sociales redimensionan. Comparte fotografías de tus eventos, productos o servicios ofrecidos y compleméntalo con tus acciones en redes sociales. Aunque si tienes una tienda virtual, quizás debas echar un vistazo a las posibilidades que te ofrece Pinterest.
– Texto: en un mundo donde prima cada vez más lo visual e impactante, el texto no se queda atrás, todo lo contrario. Los «whitepapers» de entre 8 y 12 páginas son ideales para compartir estudios o densas explicaciones que ocuparían más del centenar de páginas pero que, de esta forma, son más legibles y fácilmente compartidos. Casos de estudio donde en una o dos páginas podemos contar la experiencia que muchos buscan para implantar en su estrategia o planes de desarrollo o las e-newsletters. El correo eléctronico es una opción bien acogida entre aquellos que deciden suscribirse a un blog o sitio web y precisan de un resumen semanal o mensual del contenido publicado. Las newsletters están basadas puramente en HTML, por lo que permiten incluir imágenes, enlaces y optimización en su diseño para que sean más atractivos y visuales.
– Audio: los podcasts o audios en directo permiten sacarle el máximo provecho a nuestros eventos o entrevistas a la vez que fomentamos la participación y suscripción de nuestros lectores.
Todo esto no es más que algunas pinceladas con las que podemos completar nuestra estrategia de marketing de contenidos, el resto queda en manos de tu inspiración y creatividad. Y tú, ¿cómo complementas tu content marketing?

Tags: