17 septiembre, 2015 0

Una de las opciones más útiles y «rápidas» para aquellas empresas que quieren lograr visibilidad y un posicionamiento aceptable sin tener que recurrir a una inversión en SEO es apostar por el marketing de contenidos. Habilitar un blog dentro del dominio de nuestra página web y generar un contenido de calidad, optimizado para que Google lo encuentre y difundir su contenido es la mejor forma que conseguir tráfico a nuestra web. Una de las acciones que más inversión requiere, pero de la que se obtienen mayores beneficios a medio plazo.

Tener un blog no es solamente la opción más adecuada para conseguir visitas, sino que es la vía que prefieren los usuarios frente a la publicidad. Y es que tener un cuaderno online donde explicar nuestros servicios y ofrecer contenido útil e interesante es la mejor forma para ganarnos la confianza de los visitantes. Pero no solamente eso, tal y como publica Contentplus en esta infografía, publicar contenido interesante en un blog es determinante para que los usuasios sigan a la marca en redes sociales. Y hay más: un blog integrado en la web acapara el 55% de las visitas totales; ofrece un 97% más de links y un 434% (sí, 434) más de páginas indexadas. ¿Qué página va a tener mayor peso en los motores de búsqueda? ¿Una landing con tres apartados o una landing que además cuenta con un blog actualizado?
De ahí se desprende que publicar con cierta regularidad en un blog y atendiendo al sobreesfuerzo que conlleva (no solamente hay que estar inspirado para escribir, sino transmitir contenido de interés, novedoso y optimizarlo para las búsquedas) la inversión económica pueda ser mayor. Sin embargo, muchos bloggers pueden sentirse defraudados al no conseguir la viralidad o el número de visitas que esperaban. Todo esfuerzo tiene su recompensa, pero a veces, ante la maraña de información que hay en la red, hay que darle un último empujón a nuestras publicaciones.
¿Cómo podemos exprimir al máximo nuestro contenido? Razlan Manjaji da cinco claves sobre cómo podemos maximizar el valor de nuestras publicaciones y conseguir las visitas que nos merecemos:
Publícalos on line: algo obvio, si de lo que estamos hablando es de contenido online, marketing online y redes sociales, pero aplicable para aquellas publicaciones en papel que necesitan un salto al 2.0. Sin embargo, sí que nos resulta interesante una de sus recomendaciones en este aspecto: todas las publicaciones deben estar enlazadas entre sí. Si hace dos meses escribiste algo relacionado, no te olvides de añadir un hipervinculo en la frase o palabra correcta que invite a tus usuarios a leer tu anterior post. De esta forma tus publicaciones no caerán en el olvido, mantendrás al usuario dentro de tu blog y podrás ofrecer una información extra a quien te lee. Otra forma bastante útil de conseguir visitas es ofrecer un apartado de «Últimas publicaciones» o los conocidos «Quizás te interese…» Existen plugings específicos que podrás instalar en tu blog.
Envía newsletters: una buena forma de llegar a los lectores más pasivos es ofrecer un servicio de suscripción y enviar una newsletter semanal, quincenal o mensual. Con el ritmo con el que se añade nueva información constantemente y nuestra rutina es imposible estar al tanto de todo lo que nos interesa. Una de las opciones más utilizadas es la suscripción vía newsletter. Con la periodicidad elegida, tus usuarios recibirán en su correo un resumen con las publicaciones más interesantes. Aumentamos el número de lectores a la vez que los fidelizamos. ¿Por qué no probarlo?
Aprovéchate de las redes sociales: hoy en día, publicar contenido en un blog y no moverlo por las redes sociales significa no conseguir nada. Apóyate en Facebook,Twitter o LinkedIn para enseñar lo último que has escrito y repítelo con cierta asiduidad si es necesario. En el caso de Twitter, un solo tuit quizás no sea suficiente para que todos tus seguidores vean el nuevo contenido, ya que los usuarios no estamos al tanto de todo cuanto acontece en la red social. Repite los tuits con cierta distancia temporal, alterna los mensajes y busca cuál es la forma más llamativa para captar la atención de tu comunidad. Los usuarios podrán retuitear, comentar, pinchar en me gusta y compartir pero, si tú no lo haces viral, es complicado que el contenido por sí solo lo sea.
Rediseña en otros formatos: con la multitud de portales que hay en la red, ¿por qué no ofrecer tu contenido desinteresadamente para que lo publiquen también? Siempre podrás readaptarlo para buscar un nuevo público, redirigir a tu web para mayor información,… Pero quizás una plataforma con mayor trayectoria y visitas pueda echarte una mano para conseguir esa visibilidad que tanto te cuesta conseguir por ti solo.
Optimiza tu contenido para que aparezca en los motores de búsqueda: unas nociones básicas de posicionamiento te ayudarán a hacer que tu post sea fácilmente encontrable en la red y puedas ganar nuevas visitas.
Y tú, ¿escribes o enriqueces?

Tags: