24 septiembre, 2015 0

Gran parte de las empresas que deciden apostar por las redes sociales establecen como principal objetivo «vender». Sin embargo, la venta no es la acción directa que deriva de estar presente en las redes sociales,ya que trabajar diariamente con los perfiles de una empresa va mucho más allá. Mantener un vínculo de unión con tus seguidores asentado a través de la confianza, la cercanía y el diálogo es el principal punto de apoyo para que, a medio-largo plazo, derive en ventas. La reputación y el diálogo no se puede cuantificar, de ahí que sea un error intentar sacar beneficios económicos desde el primer momento que se comienza a trabajar la presencia online de la empresa.

Las ventas desde un primer momento rara vez derivan directa y únicamente de estar en las redes sociales. Normalmente hay una campaña de marketing detrás que apuesta por vías publicitarias y promocionales tradicionales que se apoyan en el social media. Una gran empresa de telefonía no solamente se dará a conocer a través de una página en Facebook, sino que deberá invertir en publicidad en portales especializados, muppis, anuncios en prensa,… ¿Cuál es la finalidad entonces de la fan page? Dar una información adicional, atender a las incidencias y preguntas planteadas por los usuarios y, sobre todo, crear un sentimiento de afinidad a la marca.
¿Cómo una pyme o pequeña-mediana empresa puede vender a través de internet? Si su producto o servicio, por sus características, no es vendible a través de la red (como un restaurante) habrá que crear la necesidad de hacer petecible los platos del restaurantes para que sea el cliente quien se desplace. ¿Cómo podemos cuantificar económicamente que un usuario ha llegado a través de Facebook? ¿Y si el usuario que nos sigue en Facebook ya era cliente desde hace años? Establecer un valor cuantificable es más que difícil y requiere de técnicas de retorno de la inversión (ROI) no del todo precisas.
Sin embargo, si esta empresa se apoya en la venta online y apuesta por el ecommerce, las redes sociales, la inversión en anuncios en Facebook y/o en campañas de Google Adwords pueden ser su mejor baluarte para conseguir ventas. Pero, ¿cómo podemos vender a través de las redes sociales? En SocialMediaExaminer dan cinco interesantes claves con las que vender en redes sociales. Eso sí, recuerda que un exceso de llamadas a la acción para vender tus productos puede causar un gran rechazo entre tus seguidores, así que lo mejor será racionalizarlo correctamente:
1.- Incorpora un Call to Action bien claro: una buena opción para fidelizar a tus seguidores es premiarles por su lealtad. Un cupón descuento, una promoción especial, información en primicia,… es la clave para que se sientan importantes por tu empresa y no duden en recurrir a ti cuando lo necesiten. Si tienes un producto en oferta o novedoso, no dudes en informar a tus usuarios de cómo pueden hacerse de él. «Haz click aquí para canjear tu descuento de fan» ó «Consíguelo sin gastos de envío aquí» pueden ayudarte a vender. Además, todo depende también de cómo muestres tu producto. Una fotografía sugerente, atractiva y sin fondo blanco llama más la atención que una mera foto de catálogo.
2.- Crea un sentimiento de urgencia: mensajes como «últimos días», «solamente hoy» o incentivos por la compra online inmediata (descuento específico, ahorro de gastos de envío,…) captan la atención de tus seguidores y anima a los indecisos a realizar la compra que se estaban planteando.
3.- Premia a tus fans: una idea que mezcla los dos puntos anteriores pero, en este caso, debes recalcar en el mensaje que tu oferta, promoción o descuento solamente es aplicable para los seguidores de tu página. ¿Hay alguna forma mejor de premiar la fidelidad e invitar a nuevos usuarios a que te sigan?
4.- Apuesta por la viralidad: invita a tus seguidores a que comenten, compartan o planteen sus propias propuestas y ofréceles algo a cambio. Un concurso o un juego con algún incentivo, acompañado de un mensaje que invite a compartir la promoción con sus amigos para obtener mayores posibilidades para ganar no hace daño (y ayudará a aumentar la visibilidad de tu negocio y sus productos).
5.- Adáptate e informa adecuadamente en todas las redes sociales: aunque quieras transmitir el mismo mensaje en cada uno de tus perfiles, recuerda que debes adaptar su forma y contenido en función de las características de cada red social. No es lo mismo vender a través de Facebook o Pinterest, que a través de Twitter. Adecua tu mensaje a cada herramienta y aprovéchate de las posibilidades que ofrece cada una de las redes. Por ejemplo, mantente informado de las dimensiones de las imágenes para evitar que se pixelen o no aprovechen el espacio al máximo.
Y repetimos, recuerda siempre que tu comunidad te sigue para mantenerse informada, encontrar soluciones y entretenimiento y, por último, comprar. Y tú, ¿qué técnicas empleas para vender a través de las redes sociales?