11 junio, 2015 0

Uno de los errores más cometidos en Facebook por parte de las empresas es el autobombo, bien por falta de planificación estratégica o bien por falta de conocimientos en social media. Publicar constantemente sobre nuestra marca, sin unos criterios mínimos de publicación y llamando a la acción de compra constantemente -y sin más ideas- es un barco a la deriva que no saldrá demasiado bien parado. En ese momento es mejor preguntarse, ¿realmente le estoy ofreciendo algo de valor a mi público?

De nada sirve sortear la mejor tablet del mercado por el mero hecho de ganar fans si al final actualizamos el perfil «cuando me acuerdo» (una vez cada dos semanas) y en el «momento que tengo libre» (antes de echar el cierre a la empresa). Frases bastante habituales cuando conversamos informalmente con algún conocido que ha creado una fan page y que demuestran la necesidad de ir más allá de la simple actualización. Analizar, monitorizar y estudiar a tu público es imprescindible para hacer llegar los mensajes de tu empresa y que estos se sientan identificados con ella. Para, al final, conseguir con más tiempo -pero también con mayor calidad- un número de seguidores realmente fiel e interesado en tu negocio. Así que antes que hablar de «lo que yo quiero» para y piensa, «¿qué quiere y qué le interesa a mi público?»
Hay algunos consejos con los que podrás ofrecer primero valor para, después, ganar seguidores (y no al contrario):
1.- Cuidado con los sorteos y promociones. Sortear productos y ofrecer descuentos está muy bien para impulsar tu fan page y ganar visibilidad, pero también para recompensar a tus seguidores más fieles. No olvides nunca que una promoción te puede ayudar a conseguir muchos seguidores en poco tiempo pero, si realmente tu contenido no les interesa o les resulta aburrido, termirán perdiéndose los días posteriores.
2.- Ofrece y no pidas. Los usuarios se suscriben a tu fan page porque reciben algo útil de ella, porque sienten una atracción a tu marca (sobre todo cuando son negocios muy consolidados en el tiempo) o porque son recompensados con algo a cambio. Por ejemplo, una fan page de una librería puede ganar seguidores si las críticas y publicaciones de novedades les gustan, porque llevan años comprando en ella o porque reciben algún descuento en compras por seguirte -y no tienen por qué darse los tres casos-. Informa sobre tu sector, ayuda a tus usuarios, ofrece consejos o muestra el día de tu compañía de puertas hacia dentro. Dar confianza y ofrecer cercanía no precisa de suplicar por un comentario o «me gusta».
3.- Escucha a tus seguidores. Estudia bien qué franja de edad, sexo, nivel económico y social y localización geográfica tienen tus seguidores y escúchalos. Si tienes un negocio a nivel autonómico está bien conocer qué provincia acapara mayor número de seguidores porque, en un simple vistazo, sabrás dónde tienes que reforzar tu presencia y, a la vez, atender a ese público mayoritario. Tan fácil como saber si están de fiestas locales como para adaptar tu publicación de esa fecha a hacer una simple pero valiosa mención.
4.- Pregunta, conversa y debate. Añade cuestiones en tus publicaciones, asesora y explica a tus usuarios. Tus seguidores no conocen ni los tecnicismos de tu sector ni engorrosas descripciones, sino que buscan ayuda y simplicidad. ¿Por qué no ayudarles? Pregunta lo que no entienden, explica qué es eso tan raro que se está escuchando en tu negocio y dedícale un momento en tu día a día para hablar con ellos. Y, sobre todo, interésate por ellos. Es mejor preguntar a un usuario «¿Qué te ha parecido el libro que me compraste? ¿Te gustó?» que hablar solamente para decir «Cómprame otro».
5.- Analiza la aceptación de tus publicaciones. Una vez que has publicado algo, monitoriza qué se habla de ti, qué repercusión ha tenido y cómo ha sido recibido. De esta forma sabrás qué contenido resulta más útil, cuál es el tono de mensaje más aceptado, cuál es el horario más adecuado y qué le interesa realmente a tu comunidad.
Y tú, ¿conversas y analizas a tu comunidad o te limitas a hablar desde una peana?

Tags: