1 octubre, 2015 0

Tanto si estás buscando empleo como si quieres tener una red de contactos con la que sacarle el máximo partido a tu negocio, seguramente has oído hablar de LinkedIn. El boca a boca hace mucho y, en una época económica tan complicada como la que estamos atravesando, muchos optan por acudir a la red social profesional por excelencia en busca de nuevas oportunidades. Y es que 7,7 de cada 10 ofertas de trabajo se encuentran en algún lugar de LinkedIn. Pero no es suficiente con crearse un perfil, hay que establecer una red de contactos pero, ¿cómo?

Los tiempos están cambiando y, cada vez más, las redes sociales están sirviendo para conocer información, personas y empresas que de otra forma nos hubiese sido más complicado. Tanto es así, que las relaciones de negocio se modifican a la par que nos conectamos cada vez más a través de estos nuevos medios de comunicación sociales. Tener un perfil en Facebook, Twitter o LinkedIn no es solo una forma de publicar contenido, sino de establecer relaciones, mantener un diálogo constante y estar informado al tanto de cuanto acontece. Sin duda, LinkedIn es la red social más utilizada para establecer relaciones profesionales. Lejos de ser una plataforma de compartir fotografías personales, su objetivo se basa en crear una telaraña que nos sea útil para nuestro crecimiento personal.
Pero, ¿cómo puedo establecer contactos en LinkedIn?
Lo primero que debes hacer es completar al máximo la información de tu perfil. Optimiza tu cuenta añadiendo toda la información posible sobre tu formación y experiencia, elige las keywords que mejor te identifiquen para que tu perfil sea más visible en los resultados de búsqueda y añade una fotografía. En uno de nuestros webinars dimos algunas lecciones sobre cómo tener el perfil ideal, te invito a que le eches un vistazo para tener más información.
Recuerda que tu perfil solamente será visible para personas relacionadas con tu negocio. Esto se establece en función de la descripción y las keywords que hayas añadido y el perfil de tus contactos. Por lo tanto, elige bien con quién quieres conectar y focalízate en los perfiles objetivos para ti y tu negocio. Podrás establecer contactos con personas de 1º, 2º y 3er grado, así como miembros de grupos comunes con un límite de 3.000 contactos. A mayor número de contactos, mayor visibilidad tendrá tu perfil.
Una vez que sabemos cómo funcionan los contactos comunes y la sugerencia de personas con quien conectar, aprovéchate de la función de búsqueda vía email que te ofrece LinkedIn. ¿Qué mejor forma de empezar a conectar con gente que ya conoces? Ingresa la cuenta de correo electrónico que utilices y deja que LinkedIn busque por ti. En función de las direcciones de correo electrónico que tengas en tu email, la red social te sugerirá perfiles que pueden coincidir con las personas que conoces.
Utiliza el buscador para encontrar a personas que conoces. Busca sus nombres y apellidos y comienza a añadir a amigos, compañeros de la facultad o del trabajo,… para, poco a poco, ir ampliando el rango hacia usuarios que no conoces personalmente.
Si quieres establecer contacto con personas que no conoces pero que te interesan potencialmente por su formación, actividad o localización, utiliza el buscador avanzado y segmenta los filtros de búsqueda. Una vez que los hayas encontrado (y también aplicable para las sugerencias de contactos), preocupáte de escribir un mensaje personalizado, claro y conciso que explique por qué queremos conectar con esa persona.
Entra en grupos, participa y dialoga con el resto de usuarios. Te permitirán establecer relaciones profesionales y de amistad de personas que se dedican a tu campo o que pueden ser futuros clientes de tu empresa. Recuerda que por el simple hecho de compartir grupo, tu perfil aparecerá como sugerencia de contacto para los demás miembros de éste.
Actualiza constamente tu perfil. Publica noticias, información interesante de tu campo de actuación y participa en las publicaciones de los demás. El fin no es vender, sino establecer relaciones profesionales (deja que los demás usuarios te identifiquen y recurran a ti cuando necesiten algo).
No te olvides de pasar de las conexión online a offline. Afianza tu relación con los demás usuarios y aprovecha para conocerlos en persona, por teléfono, email u otras redes sociales. Asistir a un evento común o mantener una comunicación profesional fuera de LinkedIn te ayudará a ganarte la confianza de tus contactos, a la vez que te haces visible frente a los demás.
Y tú, ¿trabajas tu relación con tus contactos de LinkedIn o agregas por agregar?

Tags: