28 febrero, 2013 0

A menudo nos preguntamos por qué nuestra cuenta de Twitter apenas aumenta sus followers. La técnica de seguir a cuantos más usuarios mejor para intentar que sea recíproco no siempre funciona y, en este caso, se puede volver incluso contraproducente para la imagen de marca. Una descompensación entre seguidores y seguidos genera desconfianza ante los usuarios… ¿Es una cuenta de SPAM? Además, si no seleccionamos adecuadamente a nuestros seguidores ni los organizamos en Listas tendremos un timeline caótico y difícil de seguir.

Por ello, lo mejor es parar y preguntarse, ¿Realmente estamos siguiendo a nuestro público objetivo? ¿Generamos contenido de interés para que nuestros usuarios nos sigan? El método más eficaz pasa por labrar un contenido que sea de calidad y no invasivo, por ello, unos sencillos pasos son fundamentales para asentar una buena estrategia de comunicación:
1.- Completa al máximo la información de tu perfil, que sea lo más clara posible, con una imagen, cabecera y fondo corporativo y que muestre cuál es tu página web. Si no tienes nada que enseñar, no específicas en tu descripción qué tipo de empresa eres y no muestras tu fotografía o logotipo, poco confiarán en ti los usuarios de Twitter. Ningún usuario de Twitter devolverá un follow si no sabe qué tipo de contenido publicas, a qué te dedicas o, al menos ve una cara o logotipo real.
2.- Evita ser invasivo. Espacia tus publicaciones, de nada te sirve concentrar seis publicaciones seguidas y olvidarte de tu perfil el resto del día. Sé selectivo, lanza mensajes sencillos y no abuses de las publicaciones. Si bien es cierto que conviene repetir ciertos enlaces o mensajes para llegar al máximo número de seguidores, también es cierto que tus seguidores con pocos followers se saturarán.
3.- Comprueba que los enlaces funcionan correctamente, no abuses de las menciones a otros usuarios de forma injustificada y utiliza los hashtags más adecuados al tipo de publicación que haces. No solamente alcanzarás a usuarios potenciales sino que quien ya te sigue sabrá qué tipo de contenido tiene el enlace que compartes.
4.- No sigas por seguir ¿Cuál es tu público objetivo? Si tu empresa tiene un carácter regional preocupáte de buscar a usuarios de tu zona. De nada sirve que una empresa siga a usuarios de Zaragoza si solamente tenemos capacidad para dar servicio a Cádiz. De la misma forma que un usuario de Twitter no devolverá un follow si no es público potencial de dicha marca.
5.- Y, sobre todo, ofrece contenido de calidad y útil. Si pensamos como usuarios activos de Twitter cómo obramos, sabremos cómo debemos obrar. ¿Qué nos marca el seguir o no un perfil en Twitter? Lo primero: conocer a la persona/empresa por su reputación, porque ya somos clientes/amigos, porque nos gusta el contenido que publica o su actividad profesional; lo segundo: en caso de no conocerlo, nos fijamos en su fotografía, su descripción y si el contenido que ofrece ofrece me entretiene, me es útil o me informa de mis intereses.
Y tú, ¿darías un follow a alguien que no cumple con estos puntos?

Tags: