¿Cómo tener éxito en las redes sociales?
20 abril, 2018 0

Cuando sumerges tu negocio en el mundo digital, hay tres aspectos claves que no pueden faltar: una página web, publicidad online y la creación de un perfil en las redes sociales adecuadas a tu negocio. Sea cual sea la lección que hagas para estar presente en las redes sociales, es importante tener en cuenta los consejos que vamos a dejarte en esta entrada. 
 
1. Tener un perfil completo
No vale solo con poner una súper foto de perfil y una portada trascendente. Lo importante, es completar todos los campos. Cuanta más información le facilites al usuario de tu negocio, mayor será la idea que se haga sobre tus valores y los productos que ofreces. 
La facilitación de esta información es el primer paso para comenzar a generar confianza en el usuario y convertirlo, poco a poco, en un cliente perfecto al que cubrir todas sus necesidades con tus productos.
 
2. Estrategia 
Una vez generados los perfiles de las redes sociales, generalmente lo primero que hacemos es comenzar a publicar. Pero, ¿qué sentido tiene ir generando contenido sin tener un objetivo final? Antes de ponerte a escribir y subir fotos detente unos minutos, o unas horas si es necesario, y prepara una estrategia de redes sociales.
¿Qué buscas con las redes sociales? ¿Cuáles son los productos que más te interesa promover? ¿Cuáles son las temporadas más importantes de venta de tus productos? Estas son algunas de las cuestiones que debes plantearte para preparar una buena estrategia de publicación en las redes sociales.
 
3. Publicar para tu cliente ideal
Si después de haber pasado horas preparando la estrategia adecuada, diseñando las creatividades y redactando el contenido de las publicaciones no conectas con tu audiencia, gran parte del trabajo que has llevado a cabo no te habrá servido.
En las redes sociales hay usuarios de muchos perfiles distintos y de nada te sirve querer llegar a todos. Lo importante es pensar en tu cliente ideal, ese usuario que necesita aquello que tu le ofreces. De este modo, seguirás la línea de publicación y la edición de las imágenes siempre teniéndole en cuenta y serán mucho más acertadas para poder cumplir el punto cuatro.
 
4. Generar engagement
El engagement es un término que está muy arraigado a la cultura del marketing online para referirse a la relación que se genera entre la marca y la audiencia con el fin de crear una confianza que lleve al usuario a comprar tus productos.
¿Cuántos comentarios y me gusta reciben tus publicaciones? ¿Intentas conectar con tus seguidores? ¿Respondes a los mensajes que recibes? ¿Creas publicaciones que puedan generar comentarios? Los comentarios de los usuarios podrán ayudarte a generar una mayor confianza entre ellos y tu marca, no te olvides de responderlos. Además, también te ayudará a mejorar la imagen de la propia marca al ver que te preocupas por sus opiniones.
 
5. Determina la frecuencia de tus publicaciones
En algunos casos no es necesario que tengas que subir varias publicaciones al día o todos los días, pero no te olvides de hacerlo frecuentemente o de programar algún día determinado. Lo importante es no mostrar que lo dejas al azar y que se va publicando esporádicamente sin tener ningún aspecto en cuenta.
 
6. No te centres solo en las ventas
Los seguidores que tienen están no solo para que les vendas, sino porque están interesados en tu marca, productos y todo lo relacionado con ello. Por ejemplo, si vendes bicicletas no vale solo con contarle los materiales con los que las fabricáis o los bonitas que son, también es recomendable que le ofrezcáis rutas con las que poder disfrutar de ellas.
 
7. No desesperes
Los seguidores no llegarán a tus perfiles de redes sociales a través de la magia. Necesitarás mucho tiempo para preparar las publicaciones y compartirlas en las distintas redes sociales para hacerte un hueco y que los usuarios te encuentren. La mejor manera de comenzar y alcanzar rápidamente a tu público objetivo es a través de la publicidad dentro de esas mismas redes sociales ya puedes hacerlo dentro de Facebook, Instagram, Twitter o LinkedIn.
 
Por supuesto, en cualquiera de los puntos anteriores, debes presta mucha atención a las faltas de ortografía o las erratas que cometemos al escribir rápido. Revisa, antes de publicar cualquier cosa en las redes sociales que todo está correctamente y que no cometes ningún fallo porque, recuerda que lo que llega a las redes sociales es muy difícil de borrar.