20 septiembre, 2016 0

Cuando configuramos un correo nuevo en nuestro dispositivo móvil o en un gestor de correo como Outlook o Thunderbird, nos surge la duda de qué configuración es la más adecuada para nosotros. Por ello, queremos explicar cuáles son los diferentes métodos que podemos encontrar para añadir nuestro correo electrónico a un dispositivo.
¿Qué es IMAP y POP3?
IMAP y POP3 son unos protocolos estándar de internet para correos electrónicos. Estos protocolos permiten al programa de correo electrónico poder acceder a las cuentas de correo, también conocidas como buzones de correo.
POP3 descarga todos mensajes y los suprime del servidor. De esta forma los correos estarían en el programa en cuestión y no podrían acceder posteriormente desde el correo web u otro programa de correo y en el caso de IMAP, éste permite el acceso a correos electrónicos con distintos usuarios y siempre están disponibles en el servidor para una consulta posterior.

¿Cuántos usuarios se pueden conectar?
Con POP3 sólo se puede conectar un usuario, mientras que con IMAP se pueden conectar varios usuarios.

¿Puedes acceder al correo sin conexión a internet?
Con IMAP no puedes acceder al correo mientras has perdido la conexión. Podrás consultar el contenido precargado de los correos, pero nunca tendrás acceso a imágenes o archivos adjuntos. Con POP3, tienes acceso a todos los correos, pues los tienes descargados íntegramente en el gestor de correo.
¿Puedes redactar borradores?
POP3 te permite redactar borradores que serán enviados posteriormente cuando obtengas nuevamente la conexión a internet. Sin embargo, con IMAP no podrás almacenar esos correos en borradores ya que no puedes conectar con el servidor para ejecutar la tarea.
¿Copias de seguridad de los correos electrónicos?
Con IMAP si puedes acceder a los correos electrónicos (siempre y cuando no los hayas eliminado previamente). Incluso, en el caso de que los hayas eliminado por error, puedes recuperarlo hasta 14 días después. El motivo es que este protocolo ejecuta copias de seguridad cada día automáticamente.
Mientras que con POP3, debes incorporar un sistema de copias de seguridad porque si no lo tienes y tu ordenador se daña donde tienes esos correos, no podrás recuperarlos puesto que no existe copias en el servidor.

¿Tengo un límite de almacenamiento?
En configuración POP3 no debes preocuparte por el espacio de almacenamiento, puesto que los correos se almacenan en tu equipo, nunca ocuparás el espacio máximo del buzón. Sin embargo, con IMAP deberás eliminar correos electrónicos o solicitar una ampliación del espacio disponible en el buzón de correo si llegas al límite de almacenamiento.
En general se recomienda utilizar una configuración IMAP de su correo electrónico, pero eres tú quien debe evaluar que opción es más interesante en función de tus necesidades.