¿Qué es Design Thinking y cómo lo aplicamos al UX en el producto digital de tu empresa?
7 mayo, 2021 0

¿En tu departamento de marketing

se piensa en KPIs o en PERSONAS?

¿Qué pensarías si te dijéramos que quienes visitan tu web, usan tu app o acceden a tu intranet son personas? Sí, personas reales, como tú y como yo. Ya lo sé, parece que decimos una verdad de Perogrullo, pero creéme, hay mucha gente que no es consciente de esto en el mundo del desarrollo tecnológico y del marketing.

¿Y qué queremos decir exactamente? Pues que, si son las personas las que utilizan nuestras herramientas digitales, tendremos que diseñar las webs, las aplicaciones y los contenidos pensando en las personas. ¿A que ahora no te suena tan tonta la pregunta anterior? Con esta máxima principal es con la que trabajamos en Innovae y puede parecer algo obvio, pero no es algo que hagan muchas agencias.

Actualmente en todos los departamentos de marketing del mundo se habla en KPIs

  • Cuánto engagement ha conseguido tu post en redes sociales.
  • Cuántas sesiones ha contabilizado tu web este mes en Analytics.
  • Cuántas descargas tiene tu aplicación móvil.
  • Cuánto porcentaje de tasa de rebote es adecuado para considerar la landing un fracaso o un éxito.

Y sí, claro que esos datos son importantes para controlar si la estrategia está funcionando. Pero muchos responsables de marketing se abruman con los números, agotados por no llegar a objetivos, atrapados por la vorágine del día a día que no les permite pararse a pensar por qué no los cumplen. Y todo es más sencillo de lo que parece: solo hay que pensar en personas, en lo que quieren y en lo que necesitan de tu empresa.

El Design Thinking aplicado al UX

en productos digitales

En Innovae trabajamos los proyectos digitales siguiendo el método “Design Thinking” aplicado al UX, un método que se centra en dar soluciones innovadoras y reales a las necesidades o problemas de los usuarios (las personas, recuerda) que utilizan nuestra web o nuestro proyecto digital.

No lo inventamos nosotros, es un método que se inició en los años 70 en la Universidad de Stanford en California. Nosotros lo aplicamos al Diseño UX, poniendo en el centro de todo la experiencia del usuario en cada proyecto digital. Tim Brown, CEO de la consultoría IDEO, afirma que el Design Thinking es una mezcla perfecta de estos cuatro elementos:

  • La sensibilidad de los diseñadores.
  • Las necesidades de las personas.
  • La tecnología factible.
  • La estrategia viable de negocio.

Todo ello hace que el Design Thinking se pueda aplicar en todos los campos donde haya problemas que resolver para los usuarios: plataformas web de entidades públicas, páginas web de empresas privadas, aplicaciones móviles, intranets corporativas… No hay límites si de lo que se trata es de aplicar soluciones creativas a plataformas digitales.

Las fases del Design Thinking

aplicadas al diseño UX

Existen 5 fases dentro del proceso de Design Thinking. Estas fases no tienen por qué ser encadenadas una tras otra, ya que el Design Thinking no es un proceso lineal. De hecho, uno de los aspectos más relevantes de esta forma de concebir el desarrollo digital es que siempre está en constante cambio y adaptación. En todo momento se puede avanzar y retroceder, consiguiendo un resultado vivo y dinámico, que se alimenta de contenidos e información que iremos recogiendo a lo largo de todas las fases del proceso.

En esta fase, lo más importante es conocer el tema, profundizar en los problemas que existen y averiguar todo lo posible sobre los usuarios del proyecto. Debemos saber qué es lo más relevante para ellos, en qué apartado tienen dificultades o por qué no pueden realizar diferentes acciones dentro de la plataforma. Para conseguir toda esta información, debemos investigar, investigar e investigar. Para ello, se llevan a cabo diferentes técnicas como las siguientes:

  • Entrevistas con usuarios o partes implicadas.
  • Focus Group.
  • Diagrama de afinidad.

Esta fase es algo así como la fase 0, porque debe ser recurrente a lo largo de todo el proceso UX. Nunca hay que parar de investigar, ya que así conseguiremos ponernos en la piel de las personas que están tras todas esas KPIs del departamento de marketing.

En esta fase, el objetivo principal es organizar toda esa información que hemos ido recopilando e ir dándole forma. Aquí debemos conseguir conectar con los deseos del usuario, así como descubrir sus frustraciones principales cuando use nuestra plataforma digital. Para ello, utilizamos entre otros, algunos de estos métodos:

  • Persona. 
  • Mapa de viaje o customer journey.
  • Diagrama de prioridades.
  • Benchmark.

Ahora viene una fase muy divertida, donde la creatividad es el centro de todo. En esta etapa lo que hacemos es generar muchas opciones diferentes que solucionen los problemas principales que ya hemos definido. A veces, estas propuestas que planteamos no nos sirven, pero sí que consiguen que vayamos avanzando el proceso hasta dar con la opción más adecuada para solventar el problema principal. Algunas de las herramientas que utilizamos son:

  • Brainstorming o lluvia de ideas.
  • Mapa de impacto y esfuerzo.
  • Matriz DAFO.
  • Moodboard.

Cuando decidimos qué ideas vamos a llevar a cabo, llega el momento de hacerlas realidad. En este momento del proceso Desing Thinking con UX elaboramos un prototipo que recopile de forma clara las características que solucionan las necesidades y deseos de las personas en las que hemos estado pensando todo el tiempo. Para ello, empleamos entre otras, diferentes acciones como:

  • Mapa de interacción.
  • Prototipo en imagen.
  • Infografías.

En esta última fase sometemos a los prototipos creados a diferentes pruebas, de forma que consigamos el mejor resultado al final del proceso. Nos basamos en lo siguiente:

  • Evaluación de uso o prueba de usabilidad.
  • Observación en contexto.

¿Por qué usamos Design Thinking con UX al desarrollar

soluciones digitales en Innovae?

Cuando creamos una herramienta o un producto digital, en Innovae pensamos en la persona que va a utilizarlo. Por supuesto que pensamos en KPIs y en datos analíticos, pero tenemos muy en cuenta que realmente esos datos representan a personas reales, que tienen que enfrentarse a problemas reales usando el proyecto digital.

Para ello, en Innovae seguimos un proceso establecido, una solución premium basada en la metodología del Design Thinking explicada en este artículo. No solo hacemos proyectos bonitos, sino que hacemos proyectos útiles, que convierten al usuario en interesado y al interesado en fidelizado. Buscamos la excelencia al conseguir que cualquier persona que llegue a las webs que diseñamos, sepa qué hacer en cada momento, cómo acceder a cada elemento que necesite y cómo interactuar con todos los apartados. 

De esta forma conseguimos elevar el grado de satisfacción de la persona visitante, aumentando la fidelización del usuario al facilitarle el proceso y, sobre todo, mejoramos la experiencia de usuario en el proyecto digital. Todo ello hace que las soluciones digitales que desarrollamos a diario mejoren las KPIs que tu departamento de marketing contabiliza a diario en sus planes y objetivos.

¿Y tú? ¿Quieres conocer mejor a tus usuarios para fidelizarlos y optimizar el posicionamiento de tu empresa en la mente del consumidor final?

¡Contacta con nosotros y analizaremos cómo resolver los problemas del proyecto digital de tu empresa gracias al Design Thinking aplicado al UX! Haz click en la flecha y contacta con nosotros.

Leave a comment