23 octubre, 2012 0

Las listas del paro, lejos de descender, están alcanzando ya cotas desorbitadas. Cada vez son más las empresas que deciden prescindir de parte de sus trabajadores, poniéndoles ante una situación complicada, sobre todo para aquellos que han dedicado casi toda su vida a trabajar para la misma empresa. Hay varios colectivos que lo tienen más difícil a la hora de postularse para un puesto de trabajo: mayores de 45 años, discapacitados, mujeres con cargas familiares, etc.
Ante esta situación, no sirve de nada quedarse de brazos cruzados esperando a que llamen a tu puerta, o ir tocando en todas sin ningún éxito. Hoy son muchas las personas que abogan por el autoempleo, porque son bastantes las ventajas que se obtienen. Si además decidimos montar nuestra empresa por Internet, los beneficios se incrementan.
Plantearse trabajar por cuenta propia no es tarea fácil. Requiere esfuerzo y sacrificio, y tenemos que tener muy claro hacia dónde queremos ir. Y más cuando lo que arriesgamos es nuestro propio capital. Hay que pensar en qué destaca nuestro perfil y si contamos con los recursos económicos suficientes. Tenemos que interiorizar que poseer dotes comerciales será necesario. Lo más importante es contar con una idea original, pensar en el sector y estudiar qué podríamos aportar dentro del mercado, qué nos diferenciaría del resto. 
El autoempleo por Internet requiere, en la mayoría de los casos, una inversión menor, aunque debes trabajar duro el posicionamiento para darte a conocer. Afortunadamente la Red de redes nos ofrece multitud de posibilidades para darle visibilidad a nuestro negocio: redes sociales, publicidad de pago, posicionamiento natural, etc… Además, a diferencia de los negocios «offline», si nuestra empresa no funciona como esperamos, podemos replantearnos nuestra idea y hacer en la página los cambios que creamos convenientes.
Son muchos los emprendedores optimistas que ven en la crisis una oportunidad laboral.Sobre todos aquellos que desarrollan su proyecto alrededor de las nuevas tecnologías, apostando por un sector de futuro. En definitiva, solo hay que tener una buena idea que impulse tu plan, arriesgarse de manera calculada y tener muchas ganas de salir hacia delante. Ser nuestros propios jefes, trabajar desde casa, hacer algo que nos gusta y ver cómo se va obteniendo beneficios, son muchas de las satisfacciones que nos puede generar crear nuestro negocio por Internet. El comienzo siempre será difícil, pero hay que tener constancia y perseverar. Y no impacientarnos. 
En Mitucan apostamos por el autoempleo, por eso te ayudamos a crear tu página Joomla, con todos los componentes necesarios. Si quieres que te ayudemos a realizar tu sueño, ¡pregúntanos sin compromiso!