3 enero, 2016 0

A día de hoy el tiempo manda y la usabilidad también. No hay más que echar un vistazo a nuestro alrededor para ver a usuarios de smartphones y tablets aprovechando cada momento para hablar, ver las redes sociales y buscar información. Ya hemos tratado en anteriores ocasiones que el mundo cada vez está tendiendo hacia la movilidad y las empresas también deberían adaptarse pero, ¿qué hace que un usuario termine comprando un ecommerce y no en otro?

En las pasadas semanas hemos ido dando algunos consejos básicos con los que poder sacarle el máximo provecho a las Navidades, una de las épocas de mayor consumo en todo el año. Si no has visto los anteriores posts te recomiendo que le eches una ojeada, aunque también puedes dejarlo para el final de este, para ver cómo una newsletter, una landing y una estrategia de comunicación en redes sociales puede ayudarte a generar credibilidad y transmitir confianza al usuario.
Esta semana vamos a ser más concisos y veremos punto a punto qué motiva a que un usuario termine o no comprando los productos de tu tienda online, eso que tanto preocupa hoy en día:
1.- La visibilidad: El 44% de los usuarios de móviles afirma que no volverá a un sitio que no sea visible correctamente en su dispositivo, según el informe de la consultora Kentico Software. Y es normal, si tenemos en cuenta que la misma encuesta revela que ocho de cada diez los usuarios con smartphones o tablets los utilizan para buscar productos y comparar precios.
2.- El tiempo de carga: Una tienda online que tarda varios segundos en mostrar el contenido por un excesivo peso de las imágenes o una mala estructura desespera a los usuarios, quienes no dudan en marcharse de la página en busca de otra más eficaz, en la mayoría de los casos a la competencia directa.
3.- El diseño: Tener un diseño atractivo, acorde a las últimas tendencias en diseño web y usable para cualquier usuario es fundamental para transmitir una imagen profesional, cuidada y preocupada por sus clientes.
4.- La estructura: Antes de diseñar una tienda online conviene hacer un esquema que nos muestre cómo vamos a estructurar nuestro sitio. Evita recargar tu página de categorías y subcategorías si no quieres que tu visita se acabe perdiendo por tu web. Además, el buscador y el carrito de la compra deben estar presentes en todo momento y bien visibles.
5.- Preocúpate por tu catálogo de productos: Añade varias fotografías de calidad a ser posible realizadas por expertos, preocúpate por ofrecer una descripción detallada y un listado con las características principales. Los textos son fundamentales, ya que una simple falta de ortografía o el abuso de tecnicismos puede provocar la huída de tus visitas, aquí puedes encontrar algunos consejos para unos textos perfectos. Deja que tus clientes puedan valorarlo y comentar su satisfacción, ayudará a que el resto de visitas vean cómo trabajas y la calidad de tus productos.
6.- El sello de confianza y seguridad en el proceso de compra transmite profesionalidad, seriedad y, sobre todo, tranquilidad a la hora de facilitar nuestros datos personales y nuestro dinero.
7.- La atención al cliente: Ya sea por falta de presupuesto o tiempo para gestionarlo no siempre puedes poner a disposición de los usuarios un número de teléfono. En este caso, facilita un sistema de tickets o una dirección de correo electrónico que permita a los usuarios ponerse en contacto contigo en caso de duda. El tiempo de respuesta y el mensaje transmitido es crucial para conseguir o perder un cliente y, además, tener o no una buena reputación. En este punto las redes sociales juegan un papel muy importante, no solo como canal de información o llamada a la acción, sino también para responder a las quejas, preguntas y sugerencias de la comunidad. Y si las tienes, mejor que cuentes con un buen Community Manager que las actualice asiduamente y sepa gestionar tu comunidad ante una posible situación de crisis.
Y tú, ¿qué miras a la hora de comprar un producto a través de la red?

Tags: