11 octubre, 2012 0

Dependiendo del contenido de tus publicaciones será buena idea hacerlas automáticas en todas las redes. Si no hemos analizado qué tipo de fans tenemos en cada una de ellas y programamos la publicación, podemos hacer que nuestros seguidores pierdan el hilo de las mismas y abandonen por no saber seguirte precisamente.

El trabajo de Community Manager no es una tarea sencilla y precisa de una gran experiencia y conocimiento en la materia. Requiere muchas horas delante del ordenador, analizando a nuestro target, investigando, recopilando información, etc. Si nosotros somos los administradores de nuestra propia comunidad, no debemos caer en el error de programar las publicaciones para todas las redes y olvidarnos de la repercusión que tienen nuestros mensajes. Cada red social precisa de un tipo de mensaje diferente y, eso, debemos tenerlo claro.
Principales motivos por los cuáles no deberíamos compartir tuits en Facebook:
Si eres un tuitero muy activo en la red del pajarito y tienes enlace directo con las demás redes, puedes llegar a saturar a tus seguidores porque no entiendan el contenido de esas publicaciones.
Por otro lado, sí puedes programar la publicación de algunas noticias aisladas. Pero recuerda que no todo y como excepción.
Hay bastantes diferencias entre Twitter y Facebook. Si las comparásemos con los medios de comunicación convencionales podríamos decir que Twitter es como la radio, donde el tráfico de noticias es constantemente, y Facebook sería como la prensa, donde se cuentan noticias, curiosidades, novedades y además se ilustran con imágenes y videos.
En Twitter tienes una limitación de 140 caracteres, por lo que no puedes extenderte con el contenido. Deben ser titulares que capten la atención, muy llamativos y seguidamente el enlace. En Facebook podría llegar a no entenderse y daría una mala imagen.
Y si hacemos publicaciones en Facebook, con contenido muy extenso, en Twitter aparecería solo un trozo y causaríamos muy mala impresión. Mostraría una falta de profesionalidad y no se entendería bien.
Otro factor a tener en cuenta es el horario. Saber el mejor momento para lanzar nuestras noticias, publicaciones, contenidos, etc. Facebook es más visual, por lo tanto, las publicaciones que se hagan en el perfil siempre son más fáciles de visualizar y se pueden recuperar de una forma más rápida que en Twitter. Los mensajes en Twitter son fugaces y continuos.
Ronda de turnos. Recuerda las distintas franjas horarias en las que se conectan tus fans y followers, porque no todos coincidimos en el mismo turno. Diversifica las publicaciones en mañana, mediodía y tarde.
Como ves es algo muy sencillo que solo requiere un poco de interés y atención. Dedicarle tiempo a las redes sociales requiere una estrategia continua y diaria para evitar caer en el olvido o la desatención.

Tags: