29 octubre, 2012 0

Según el informe Sociedad en Red 2012, casi la mitad de los españoles que tienen un perfil en redes sociales como Facebook o Tuenti entran diariamente a estas páginas. El 52,2% de ellos pasan más de una hora al día conectados. Si tenemos en cuenta estas cifras podemos comprender por qué redes sociales como Facebook  se están convirtiendo poco a poco en algo más que eso: en una plataforma para el comercio electrónico. 
Y es que cada vez son más las empresas que, conscientes del potencial de los medios sociales, deciden vender sus servicios o productos directamente desde Facebook. Al fin y al cabo se trata de que las empresas y marcas compartan el mismo espacio que sus clientes, conversando en la red, pero sin llegar a molestar al usuario. 
Son muchas las razones por las que llevar nuestra tienda a Facebook (sin descuidar nuestra página web). Una de ellas es la familiaridad del entorno. Los usuarios conocen bien la plataforma y están acostumbrados a navegar por esta red social. Si un usuario hace «me gusta» en nuestro perfil, estará al día de nuestras promociones, descuentos y noticias, ya que aparecerán en su muro. El alcance es amplio, pues sus contactos también podrán ver nuestra información, por lo que se convierten en clientes potenciales. Se consigue de esta forma mayor viralidad para nuestro comercio.
Lo ideal es generar una comunidad en torno a tu marca, donde los usuarios compartan inquietudes y aficiones. Así es más fácil que las compras sean sociales gracias a las recomendaciones. Eso sí, si quieres que tus clientes se conviertan en fans de tu empresa debes «mimarlos». Haz tu catálogo de productos en Facebook diferente al de tu página web, añade descuentos y promociones especiales, crea concursos e invita a participar a los usuarios en tu negocio. 
Facebook Commerce, conocido también como F-Commerce, puede ser una buena opción para aquellas empresas pequeñas que desean empezar a vender por Internet. El proceso se puede desarrollar de dos formas diferentes: puedes hacer que sea completo dentro de la red social, o que mediante RSS, al hacer una compra, la aplicación redireccione a tu página web. 
 No existe un componente concreto, pero los desarrolladores de Joomla pueden crear una tienda virtual para Facebook con VirtueMart. Es a lo que se dedica, entre otras actividades, nuestra empresa amiga Ufanbuilder. 
Ya lo sabes, haz de tu Fan Page de Facebook algo más que un lugar de captación de clientes, consigue un segundo «escaparate» para tu negocio. Incrementarás las ventas potenciando la fidelización de tus clientes y atraerás tráfico a tu web. Pero recuerda, si quieres tener éxito debes ofrecer una propuesta de valor diferente, teniendo en cuenta las ventajas de este medio.