29 octubre, 2013 0

Facebook sigue queriendo demostrar que sus anuncios son realmente eficaces. Desde su salida a Bolsa, a la red social de Zuckerberg no le ha ido como ellos esperaban. Grandes multinacionales dejaron de confiar en Facebook al ver que los usuarios cada vez accedían más a su perfil a través de sus dispositivos móviles, pero los anuncios aún no estaban del todo preparados para esta tendencia. Con el tiempo, Facebook ha querido demostrar que sus anuncios y post promocionados sí que son eficaces y, para ello, no solo ha mejorado los patrones de optimización de anuncios sino también la experiencia de los usuarios para lanzar sus propias campañas.

Hace algunas semanas modificaron el proceso de gestión y configuración de una campaña promocional junto al tamaño de las imágenes en miniatura que aparecen. Cualquier usuario con una fan page y una mínima formación podía lanzar su propio anuncio o promocionar los posts de su página gracias a la usabilidad y la configuración paso a paso que ofrece Facebook. Ahora va más allá y esta semana presenta un nuevo escalón antes del lanzamiento de una campaña: la optimización por objetivos.
Hasta la fecha podíamos definir a quién nos queríamos dirigir por ubicación geográfica, edad, sexo o intereses y, además, dejábamos en manos de Facebook la optimización del anuncio en función de lo que quisiéramos conseguir: clics, aumentar los seguidores o la visibilidad de nuestra página. A partir de ahora, podemos decirle a Facebook qué queremos conseguir con nuestra campaña. Parece algo similar, pero en realidad podremos concretar aún más cuál es el objetivo final. ¿Conseguir descargas? ¿Visitas a nuestra web? A partir de ahora podemos decirle a Facebook cuál es nuestra intención:
Conseguir visitas en nuestra página web.
Conversiones en nuestra web, medible en ventas.
Promocionar un post de nuestra fan page para generar engagement.
Aumentar el número de Me Gusta de nuestra fan page.
Número de instalaciones de una App.
Trabajar el engagement de una App.
Lanzamiento de ofertas.
Difusión de un evento.
En función de cuál es el objetivo de nuestra campaña, Facebook nos recomendará qué tipo de acción e inversión debemos realizar teniendo en cuenta el target presente en la red social. Además, se encargará de situar nuestro anuncio en la mejor localización posible: en el newsfeed para móviles o en el newsfeed/columna derecha para ordenadores añadiendo la posibilidad de configurarlas por separado. Por ejemplo, podemos dirigir el tráfico de un anuncio para dispositivo móvil directamente a nuestra app móvil y, a la vez, para los usuarios de ordenador, dirigir el tráfico hacia nuestro website.
Por último, una nueva columna se añade a las métricas de la campaña publicitaria. El objetivo, número de conversiones y el coste de cada conversión quedará reflejado en todas nuestras promociones, pudiendo conocer así cómo marcha en tiempo real y cuánto a cuánto estamos pagando cada clic.

¿Aumentará el número de anuncios en la red social? ¿Conseguirá segmentar aún mejor la publicidad para llegar al público que más nos interesa? ¿Qué pensáis?

Tags: