22 mayo, 2019 0

Facebook está reorientando cada vez más el contenido que nos muestra en nuestro feed en función de nuestros gustos. Si el EdgeRank ya decide qué grado de cercanía tienen nuestros amigos y cuáles son las páginas que más nos gustan en función de lo que interactuamos con ellos/as, la red social de Zuckerberg incorpora ya en algunos países la posibilidad de votar las películas que vemos, los libros que leemos y los lugares que visitamos. ¿Para qué? Para conocer más nuestros gustos y segmentar así mejor la publicidad y los post promocionados. Una iniciativa que parece que no ha sido del todo bien recibida por la comunidad anglosajona.

Con la adopción del nuevo diseño de Facebook y la incorporación del buscador Graph Search, la red social busca delimitar aún más las publicaciones y lugares que pueden sernos de interés en función de nuestros gustos personales. Cada like y cada fan page que seguimos cuenta como interés personal, algo que es bastante útil para que Facebook segmente aún más y mejor las publicaciones en busca de un target mejor definido. Sin duda, una buena noticia para los equipos de marketing y social media. ¿Por qué? Porque cada inversión económica en Facebook Ads, por muy pequeña que sea, estará mejor dirigida hacia un público realmente interesado en la fan page que busca visibilidad, por lo que cada céntimo invertido tendrá un mayor rendimiento siempre que creemos una campaña bien estudiada.
Pero, ¿cuál es la parte negativa? Que los usuarios de Estados Unidos que ya lo han probado, y los primeros que pueden votar por sus películas, libros o series de televisión preferidas, no se muestran muy receptivos a la idea de tener que dar su opinión. Y menos aún, gratis. Más que una valoración personal de cara a afinar las actualizaciones, mensajes y sugerencias de páginas a seguir que recibimos (y que pueden sernos interesantes), lo ven como una cesión de una parte de su intimidad o conocimientos sin reporte económico alguno.
Pero, ante la saturación de información, fan pages y grupos, ¿no es una ventaja el «configurar» nuestra cuenta en función de nuestros gustos? Nos enriquecería en cuanto a páginas a seguir, lugares que visitar y posibles libros que leer a la vez que eliminamos contenidos que nos pueden parecer Spam o irrelevantes. ¿Si lo que a mí me gusta es la cerveza por qué tengo que ver publicidad de vodka?
¿Qué pensáis? ¿Os sentís identificados con los usuarios de Estados Unidos o le véis un aporte de beneficio?

Tags: