14 noviembre, 2012 0

Gamificación. Últimamente en el mundo del marketing se está empezando a escuchar este término con mayor frecuencia, como uno de los pilares del futuro del comercio electrónico.
La gamificación consiste según la empresa gamkt.com en: 
 “la utilización de mecánicas de juego en ámbitos como el marketing y los procesos para hacer que clientes, usuarios y empleados participen como nunca antes se había conseguido. La gamificación se usa como recurso para la captación y fidelización de clientes. Básicamente se utiliza para atraer y retener audiencias en torno a una marca, para minimizar los tiempos en la adopción de productos y para animar a las personas a hacer cosas que consideran aburridas”.
Con la gamificación se persigue motivar a los usuarios para que, a través de unos hábitos, consigan unos objetivos. Gamificación procede de la palabra anglosajona ‘gamification’ que a su vez procede de game ya que los mecanismos que se utilizan en las estrategias de gamificación son los mismos que en los juegos: el usuario se divierte a través de un reto, mostrando sus habilidades y destrezas para conseguir premios y resultados. El entrenamiento se consigue dedicando más tiempo al juego, lo que conlleva una motivación, por el afán de superación del jugador. La capacidad para mejorar del ser humano es algo inherente a nuestra naturaleza.

El ser humano siempre ha utilizado el juego como manera de relacionarse con nuestro entorno y fue una de las primeras actividades comunicativas previas a la aparición del lenguaje. Cuando jugamos nos mantenemos en un estado de tensión y alegría que nos sirve para abstraernos de nuestra actividad cotidiana.
Desde siempre, el marketing ha visto en el juego un gran filón, una forma de interactuar con los consumidores gracias al entretenimiento. Porque el usuario no se mantiene pasivo, sino que actúa dentro del proceso convirtiéndose en parte de él y reportando un alto rendimiento a la empresa en forma de datos.
Sin embargo muchas empresas se centran más en la apariencia que en la experiencia, y disfrazan de juego lo que en realidad no es, solo por poner un sistema de puntos y estrellitas con los que se obtienen regalos. Los regalos no deben ser el fin. El objetivo es que se disfrute del proceso con el que obtienes la recompensa. Se olvidan de que la gamificación se basa en las emociones. Una estrategia de game marketing bien planificada puede llevar a cambiar el comportamiento de los usuarios.
Una empresa que está triunfando en su estrategia de marketing de gamificación es Foursquare.
Según el portal seoestudios.com los elementos que debe contener una estrategia de marketing de gamificación son, principalmente los siguientes:
 Tipo de juego: los 4 tipos de juegos con más éxito son los de asesinos,  triunfadores, socializadores y exploradores.
 Premiar con insignias: porque a todos nos gusta alardear de nuestras medallas y que los demás las vean.
  Desafiar: para que un juego te enganche debe suponer un desafío. Y, además, debes medirte con tus contrincantes.
 Demografía: antes de desarrollar la aplicación, piensa cuál es el público objetivo de tu negocio.
 Sigue la teoría del flujo:  1.Objetivos claros, 2. Alto grado de concentración,  3. Pérdida de la auto-conciencia, 4. Alteración del sentido del tiempo, 5. Captación directa e inmediata, 6. Equilibrio entre nivel de habilidad y reto, 7. Sentido de control sobre la situación o actividad, 8. Sentir que al actividad es gratificante. 9. Falta de conciencia de las necesidades corporales y 10. Absorción en la actividad.
 Regalos: son motivadores para el juego. Ofrece regales y promociones reales.
 Diversión: si tu marca es divertida conseguirás más seguidores fieles.
 Incentivar el juego online: si la app te permite enfrentarte a tus amigos, será mucho más divertido.
 Rankings: las tablas de clasificaciones y puntuación nos hacen ser más competitivos.
 

 
 
 
 
Objetivos y motivación:  piensa en los objetivos que realmente persigues para tu empresa y en cómo puedes motivar al usuario para que utilice la app.
Barras de progreso: ver una barra de progreso incompleto nos molesta y nos impulsa a completarla.
Marketing y gamificación: crea conciencia de marca, vende más o identifica clientes potenciales. Al final se resumen en las 3 estrategias básicas del marketing: branding, leads o ventas.
Necesidades y objetivos de los usuarios: para que tu aplicación sea utilizada y recomendada tiene que conseguir que los usuarios disfruten al jugar con ella, que les ofrezca libertad para explorar, que puedan tener conexión con los demás usuarios e interés en socializarse con ellos.
Entornos virtuales de compromiso: si tu aplicación crea una sensación de responsabilidad  y compromiso, como algo que debes cuidar diariamente, tendrás el éxito asegurado.
Si incluyes la aplicación en tu página web, las visitas aumentarán al mismo tiempo que el interés hacia tu marca.
Crear una app de gamificación que verdaderamente funcione no es tarera fácil, no se consigue solo con un par de retos y bonificaciones. Por eso los expertos abogan por una estrecha relación entre empresarios y diseñadores de videojuegos, para conseguir desarrollar una estrategia de éxito.
Ya sabes lo que es gamificación, ¿te animas a iniciar la partida?