12 abril, 2016 0

Uno de las principales preocupaciones de quien comienza a iniciarse en Social Media es la falta de tiempo para su dedicación. Tener un negocio físico y, a la vez, atender a sus perfiles en las redes sociales es una de las principales causas por las que las cuentas suelen caer en el olvido por falta de tiempo o desgana. Sin embargo, tan solo son necesitamos 30 minutos diarios para quitarnos de encima la parte más engorrosa: la actualización diaria. ¿Cómo? Automatizando nuestras publicaciones.

Existen diferentes herramientas (algunas gratuitas y otras de pago) con las que podremos automatizar nuestras publicaciones. Hootsuite o TweetDeck nos ayudan en gran medida a programar mensajes en nuestras diferentes redes sociales para, después, echarle un vistazo cada cierto tiempo para ver que todo marcha correctamente. Programar actualizaciones de Twitter y publicaciones en Facebook con cierta antelación nos evitará trabajar con las prisas del momento y permitirá una mejor gestión de nuestro negocio (tanto online como físicamente). Eso sí, que se pueda programar en apenas media hora no quita que haga falta una estrategia de social media, planificación y dotes de comunicación -junto a otros muchos aspectos por los que destaca un Community Manager, como el analizar resultados, saber escuchar, conversar, atender peticiones, y un largo etcétera-. Alguien con maña puede construir una cabaña pero eso no le convierte en arquitecto.
La siguiente infografía, realizada por Pardot nos muestra cómo administrar nuestros 30 minutos diarios para diferentes cuentas. Diez minutos a Twitter para responder a las consultas, programar y compartir; seis para Facebook, respondiendo a los comentarios y promover contenido y otros seis para LinkedIn, donde es muy importante establecer vínculos profesionales a través de los grupos y responder a las cuestiones, son algunas de las recomendaciones para evitar perdernos ante la maraña de redes sociales. ¿Es suficiente con media hora al día? Por supuesto que no, que le dediques 30 minutos diarios a actualizar publicaciones no quiere decir que luego te puedas desentender hasta el día siguiente, pero sí que ayuda a mantener cierta «vida» en Social Media.

Y tú, ¿cómo administras tu día a día en Social Media?

Tags: