5 abril, 2016 0

Una de las principales noticias de la semana ha sido la presentación del #InformeTwitter elaborado por Redbility e Influenzia, con la colaboración de la Universidad Europea de Madrid, donde han estudiado el comportamiento de los usuarios de la red social. El estudio, un ambicioso trabajo que abarca desde el comportamiento visual hasta el análisis sintáctico y morfológico de los mensajes, concluye que verse reflejado en Twitter genera «una activación emocional elevada». Es decir, que tanto al escribir, como al vernos mencionados, sufrimos una experiencia que aumenta nuestro ego.

Existen ciertas diferencias en el uso de la red social en función del perfil de usuario con el que nos encontremos. #InformeTwitter los recopila en tres tipos de perfiles y comportamiento:
Los profesionales de las redes sociales: community managers y bloggers que emplean la red del microblogging como baluarte principal de difusión de su conocimiento. Destacan por tener un elevado número de seguidores, por lo que fundamentalmente consultan el apartado de «Conecta» con mayor frecuencia que otros usuarios. Utilizan la red social sacándole el máximo partido posible, organizando sus contactos en listas y manteniendo una mayor vinculación con ellos.
Los profesionales en las redes sociales: aquellas personas que emplean Twitter como canal de comunicación de su empresa (propia o no) y que utilizan la red social para la difusión de contenido propio, notas de prensa o información (periodistas, marketing, comunicación,…). Destacan por tener una menor interrelación con el resto de usuarios y se aprovechan de las listas para organizar a sus contactos para agrupar información que le puede ser útil para su trabajo.
Particulares: no quiere decir que estos usuarios no utilicen Twitter para mantenerse informados de su ámbito profesional, sino que utilizan la red social para manterse al tanto de noticias de hobbies, deportes, aficiones,… mezclando habitualmente los contenidos publicados. Destacan por tener una actitud más pasiva y, por lo tanto, con menor interactuación con el resto de usuarios. Además, es el grupo que más «paciencia» tiene a la hora de esperar a que se carguen los enlaces externos, siendo ellos los que más videos consumen por tónica general.
¿Cuáles son las principales conclusiones del estudio?
Social Media, Tecnología y actualidad sociopolítica los que más éxito tienen.
Tono informativo, aunque la ironía y el humor tiene mayores probabilidades de éxito. Eso sí, siempre bien redactado. Los mensajes con abreviaturas o mal redactados no son bien recibidos por la comunidad.
Las horas de descanso, las mejores para publicar: tendemos a consultar Twitter para «despejarnos» del trabajo y en los momentos «muertos» (autobús, metro, antes y después de las comidas,…).
La reputación de quien escribe es fundamental para animarnos a seguir o no al usuario, así como el darle mayor credibilidad.
Los acortadores de dirección no siempre son bien recibidos, en algunos casos puede llegar a generar desconfianza, sobre todo si el tuit no está del todo claro o el usuario no genera suficiente confianza.
La publicidad demasiado intrusiva genera una reacción emocional negativa muy fuerte frente a aquella publicidad más discreta.
Analizando estos datos, ¿Pensáis que los usuarios de Twitter están más preocupados por su ego y reputación que a la interactuación con otros usuarios?