21 noviembre, 2015 0

Continuamos con nuestra particular estrategia de marketing online para las fechas navideñas y, en esta tercera entrega, es el turno de la landing page. Si es la primera vez que accedes a este post, te recomendamos que primero visites la entrada donde hablamos sobre la tienda online y la del diseño y envío de newsletters. Una vez vistos estos puntos, hablaremos de la página de aterrizaje o landing page, es decir, la página a donde vamos a dirigir a los usuarios desde la newsletter que ya hemos enviado. ¿Nos acompañas?

Una landing page o página de aterrizaje es una web a la cual llegan los usuarios de internet a través de diversas fuentes. Dichas fuentes pueden ser: anuncios en redes sociales, envío de newsletters, resultados de una campaña de Google Adwords o acciones comunicativas a través de las redes sociales. En el embudo de ventas, los usuarios pinchan en un enlace, llegan a esta landing page y de ella depende que terminen o no comprando. Esto explica por qué una newsletter y una landing page deben estar muy buen estudiadas para que nuestros esfuerzos y acciones de marketing se conviertan en ventas. ¿Quiere decir que debemos tener una landing page única para nuestra empresa? No tiene porqué. Podemos tener varias landing page y trabajar cada una de ellas por separado si queremos impulsar las ventas de un determinado producto o servicio y no de otros.
Supongamos que tengo una editorial y quiero impulsar las ventas del último libro que hemos publicado. Una acción de marketing podría basarse en el envío de una newsletter con nuestras novedades a nuestra lista de contactos (recopilados a través de las ventas y suscripciones de nuestra tienda online) y que, al hacer clic en el enlace lleguen hasta la landing page que recoge la última novedad editorial con todo lujo de detalles y un botón directo de compra con descuento especial. Para que el proceso sea exitoso, todo debe estar muy bien pensado, con unos colores corporativos acordes a nuestra identidad visual, con una buena usabilidad para cualquier usuario y con una estrategia de marketing planificada de antemano.
Más allá del producto o servicio en cuestión, de la calidad de nuestra logística, precio o competitividad de nuestro producto o servicio, ¿qué debe tener una landing page para que sea efectiva?
Debe ser visible en cualquier dispositivo, cada vez consultamos más a través de nuestro smartphone y tablet, si nuestra landing no es adaptative o responsive estaremos perdiendo un nicho de mercado muy importante.
Un diseño claro, limpio y conciso, que esté bien estructurado y acorde con la imagen de nuestra empresa. El logotipo, slogan y los iconos de tus redes sociales deben estar también presentes.
Un titular llamativo y con una breve descripción que ofrezca una oferta de valor ¿Por qué lo deben comprar o rellenar el formulario tus usuarios? Del texto que añadas depende que tu visita termine o no comprando, así que pon todo tu esfuerzo en convencerlos con el menor número de palabras posible. Puntuar las ventajas o beneficios y contar un poco más sobre la historia, clientes y futuro de tu empresa ofrece esa confianza que los usuarios necesitamos.
Acompaña el texto siempre de unas imágenes y/o gráficos atrayentes.
La llamada a la acción bien clara: el botón de «Comprar ya», «Quiero más información», «Me apunto» o similar debe estar bien visible.
Apuesta por un sello de confianza o de compra segura, en función de tu negocio.
Y, sobre todo, analiza, cambia, testea y establece un test A/B para ver qué acciones, mensajes y fotos tienen más éxito.
¿Necesitas una landing, una newsletter o una estrategia para estas Navidades? Consúltanos y estudiaremos cómo podemos ayudar a impulsar tu negocio. En nuestro próximo post veremos cómo implementar todo lo visto ahora con nuestras redes sociales. ¿Nos acompañas?

Tags: