31 octubre, 2013 0

Entre tanta publicación sobre Halloween seguro que ya habrás escuchado que Google por fin abre la posibilidad de cambiar la URL de las páginas y perfiles. Una noticia que esperábamos con los brazos abiertos desde hace bastante tiempo. Parece mentira que la empresa que dicta las normas del SEO precisamente sea la última en adoptar las famosas URL amigables. Adiós a los enlaces numéricos interminables. Bienvenidas, URLs personalizadas.

Si tienes una página en Google+ seguro que has recibido un correo electrónico informándote de la posibilidad de personalizar la URL de tu página. A través de un proceso guiado bastante sencillo, Google te muestra una o varias opciones de direcciones que puedes elegir. Es una pena que no puedan ser totalmente personalizables, sino que tengamos que conformarnos con la sugerencia que nos marca, sobre todo porque en la mayoría de los casos añade un incómodo «Es» al final de la marca. Si lo has recibido y te agrada la propuesta, adelante. Si no, puedes esperar y pensártelo bien, ya que una vez que hayas elegido el nombre tan solo podrás modificar las mayúsculas y minúsculas, pero no cambiarlo. Pero, ¿qué pasa si no he recibido el email de personalización y/o no me aparece la posibilidad de cambiar URL cuando accedo a la administración de mi página?
Google establece unos «requisitos de idoneidad» para tener una dirección personalidad que tu perfil o página debe de cumplir junto a la aceptación de las condiciones de uso y la política de contenidos. En caso de respuesta negativa, tendrás que superar el escalón para poder optar a una dirección personalizada:
1.- ¿Tiene tu página más de 10 seguidores? Los seguidores se miden por el número de personas que se encuentran en tus círculos.
2.- ¿Tiene tu cuenta más de 30 días?
3.- ¿Has añadido una foto a tu perfil?
Y no solo eso, sino que si tu página de empresa está creada como negocio local, deberás haber añadido correctamente toda la información sobre su ubicación y deberás haber verificado la cuenta. En este post puedes encontrar más información sobre cómo verificar tu cuenta. En caso de que no sea un negocio local, la página debe estar enlazada a un sitio web, es decir, que en tu página de Google+ hayas introducido la URL de tu web y, a su vez, en tu web hayas añadido un icono que dirija a tu página en Google+. En cuanto Google haga su barrido de información y detecte que se ha realizado correctamente, te aparecerá en tu página de Google Plus un icono de «check» junto a la dirección de tu web:

¿Cumples todo y aun así no puedes modificar tu URL? Asegúrate de que estás accediendo desde la cuenta del Propietario de la página en Google+ o ponte en contacto con Google para solicitar más información.

Tags: