2 mayo, 2017 0

Si estás iniciándote en el mundo del Social Media y quieres comenzar a gestionar las redes sociales que tu empresa tiene en Internet, debes tener en cuenta algunos criterios básicos para evitar futuros problemas legales.

Es muy común buscar contenido en Internet relacionado con nuestro sector y utilizarlo y/o compartirlo en nuestras redes sociales. Una noticia, un informe o una fotografía suelen ser, por regla general, los contenidos a los que más recurren las empresas para actualizar los perfiles y enviar a sus seguidores contenido que les puede resultar interesante.
Sin embargo, debemos tener especial cuidado con las cosas que compartimos. Estar en las redes sociales implica la aceptación de una serie de riesgos y responsabilidades que debemos asumir. De la misma forma que la piratería y el plagio están penados legalmente, el utilizar fotografías, textos y cualquier otro tipo de contenido del que no seamos dueños de sus derechos legales puede ser motivo de una reclamación por parte del propietario.
No es lo mismo compartir una publicación relacionada con nuestro negocio que se redirija mediante un enlace a un sitio externo (autor del contenido) que “adueñarnos” de una fotografía y publicarla en nuestro perfil sin consentimiento ni una cita de a quién pertenece. De hecho, en el momento en el que compartimos una dirección que envía al usuario a un portal diferente (autor del contenido) no tenemos la necesidad de citar específicamente cuál es su propietario, de tal forma que simplemente servimos de «conexión» y difundimos el trabajo realizado por terceros.
Pero, en el momento en que utilicemos una fotografía que carece de firma o marca de agua en ella, una información o dato estadístico o cualquier otro tipo de contenido que hemos sacado del sitio web de un tercero, lo más recomendable es especificar al final cuál es la fuente, el autor o la dirección de donde hemos sacado la información.
Además, últimamente se está expandiendo por diversos sitios y blogs (especialmente aquellos que se centran en la creación de contenidos) la utilización de las licencias Creative Commons. Un copyright que en determinados casos permite la libre difusión y/o modificación del artículo siempre que reúna una serie de condiciones escogidas por el autor. ¿Cuáles son las características de estas licencias?

De hecho, en las páginas y blogs acogidos al Creative Commons podrás encontrar cualquiera de las siguientes imágenes. Te mostramos cuáles son las especificaciones de cada una de ellas para que sepas qué contenido puedes utilizar y de qué forma:

De esta forma podrás sacarle el máximo partido a tu Facebook, Twitter, Google+, LinkedIn y Pinterest sin violar los derechos de propiedad de otras personas. Puedes encontrar más información sobre la licencia de Creative Commons y generar gratuitamente tu propio código en su página web.

Tags: