13 marzo, 2016 0

Una vez que, como empresa, ya tenemos en marcha una página web con un blog actualizado y redes sociales activas para viralizar el contenido, debemos enfocar todos nuestros esfuerzos en dos aspectos: llegar a nuestros clientes actuales a través de las redes sociales y alcanzar a aquellos que aún no nos conocen, pero se encuentran dentro del rango del público objetivo.

Conseguir que nuestros clientes actuales nos sigan en las redes sociales es una tarea relativamente sencilla, al menos, para el comienzo. Y es que solamente necesitaremos constancia y algunos pequeños trucos que simplemente nos serán útiles para captar esos primeros seguidores que nos aparten de los cero fans iniciales. Si tu clientela está satisfecha, no te costará grandes esfuerzos conseguir que te sigan en redes sociales. Tan solo necesitas un pequeño empujón con el que fidelizarlos. Por ejemplo, si tienes un negocio físico, aquí encontrarás algunos consejos con los que empezar y, si tu negocio es digital, tus esfuerzos serán mayores al tener más competencia, pero no es imposible.
Tanto si tienes un negocio online, por ejemplo un e-commerce o trabajas como freelance e internet es tu forma de captar clientes, como si quieres abrirte un hueco en tu zona de trabajo llegando a más público objetivo (por ejemplo, un restaurante en una zona con alta concentración de competencia), deberás recurrir a métodos tradicionales de captación de clientes: promociones y diferenciación.
Por un lado, sea cual sea tu negocio, la mejor forma de destacar frente a la competencia de la misma calle es buscar la diferenciación, ya sea estéticamente, por calidad o por disparidad de producto final. En redes sociales, deberás presentar esa misma imagen porque, al final, será la mejor forma de captar la atención frente a tanta información y mensaje circulando por la red. Busca contenido diferenciador, establece una línea de publicación que muestra quién eres y hacia dónde quieres ir y, persiste en tu hazaña.
Por otro lado, el lanzamiento de descuentos, ofertas y promociones especiales te permitirán llegar a aquel público objetivo que no termina de decirse y necesita un pequeño empujón para conocerte. Establecer una estrategia de marketing basada en las promociones puede ser un buen impulso para captar clientes y fidelizarlos, pero también para sacar stock acumulado y quitarte de encima excedentes para una actualización del catálogo.
Pequeñas ofertas basadas en el 2×1, porcentajes de descuento significativo, bonos descuento para próximas compras o paquetes especiales a precios más que competitivos no solo te ayudarán a incentivar tus ingresos, sino que podrás captar el compromiso de un nuevo cliente. Eso sí, no olvides que tu promoción debe ir perfectamente hilada entre tu página web o tienda online, tu blog y tu comunicación en redes sociales, así aunarás todos los esfuerzos en un único objetivo: crecer como negocio sin malgastar dinero.

Tags: