12 noviembre, 2012 0

Parece que fue ayer cuando las empresas comenzaron a aterrizar en los medios sociales, pero ya han pasado varios años y algunas siguen cometiendo los mismos errores. Aún no saben comportarse en las redes sociales y cometen considerables desaciertos que dañan su reputación e imagen en Internet. Aquí os dejamos una lista con los errores más comunes que aconsejamos evitar a toda costa: 
 FACEBOOK
Perfil personal Vs Fanpage: parece increíble pero todavía hay empresas que tienen un perfil personal en lugar de una fanpage. Esto hace que tengan limitaciones en el número de amigos, que empeore su reputación y que no se puedan beneficiar de la mejora en el posicionamiento que conlleva tener una fanpage. Si no quieres perder a todos tus seguidores, puedes migrar tu perfil personal a perfil de empresa. 
Publicar posts constantemente: puede ser muy molesto para tus seguidores, ya que inundas su feed, haciendo de su lectura social un suplicio. Esto daña tu imagen porque te hace parecer spam.
Utilizar tu perfil solo para hablar de ti y promocionar tus productos: los usuarios pueden cansarse de que solo hables de tus bondades. Añade contenido de valor a tu perfil, comparte información interesante, que no parezca que tu única intención es vender. 
Agradecer todos los likes: está claro que debes ser educado y amable, pero agradecer todos los likes puede ser muy molesto para el resto de usuarios que le han dado a me gusta.
Promociones y sorteos: cuando hagas una promoción o sorteo debes hacerlo con aplicaciones de terceros. No uses nunca las propias de la red, como Eventos.  No condiciones la participación a acciones como «invita a 20 amigos». Incluye bases legales e información sobre la mecánica del sorteo. 
No entres al muro de tus seguidores para informar de tus promociones: ellos ya las ven en tus actualizaciones desde su feed.
Publicar enlaces sin descripción.
Centrarse en el número de fans en lugar de en la calidad de esos fans: mejor que te sigan pocas personas pero que estén realmente interesadas en tu actividad.
 
 TWITTER
No utilizar un nombre representativo: si utilizas un nombre de usuario que no represente a tu empresa puedes confundir a tus usuarios. Tu nombre, biografía y localización deben ser claros.
No personalizar tu cuenta: poner un fondo de los que Twitter trae por defecto no es una buena práctica. Utiliza una plantilla personalizada y cámbiala de vez en cuando para hacer tu perfil más dinámico.
Esperar a que te sigan: si quieres que te sigan primero debes seguir tú. Elige usuarios relevantes a los que seguir, clientes que ya tienes en tu empresa,  influencers, y (¿por qué no?) a la competencia.
Retuitear elogios: puedes parecer engreído.
Llenar tus tuits con hahstag: con 3 basta, más de 3 resulta molesto para la lectura.
Agradecer públicamente a todos los que te hacen retweet o te siguen: a la larga, conforme vayan aumentando el número de seguidores y tu actividad, puede resultar estresante.
Pedir que te retwuiteen: no hagas esto al menos que sea por una causa solidaria. 
Entrar en polémicas y meter en conversaciones a gente que no ha pedido estar en ellas.
Usar hashtah que son Trending Topic pero que no tienen nada que ver con tu empresa ni con el mensaje que quieres lanzar.
Y en resumen…
No dejes tu perfil inactivo y publica de vez en cuando, cuida el tono de tus conversaciones (sin resultar agresivo, soez y vulgar). Responde con tacto y piensa antes de escribir. Acepta las críticas y responde educadamente. Esto te hará parecer comprensivo, cercano y tolerante. Utiliza las críticas para aprender y mejorar.
No contestes a los usuarios solo por contestar. La gente busca un trato humano y quiere soluciones reales. 
 
Fuentes consultadas: bitelia.com, puromarketing.com, impulsandoideas.net, vuelodigital.com