Retrospectiva del marketing en 2020
28 diciembre, 2020 0

No es ninguna sorpresa que el 2020 ha sido el año que ha cambiado el mundo. No solo el mundo del marketing, sino que han cambiado todos los elementos de la sociedad mundial tal y como las conocíamos hasta ahora. Un año para los valientes, para los luchadores y para los que se atreven a lanzarse al vacío, apostando por su negocio. No todos han podido, pero si tu empresa es de las que ha subsistido, es momento que analices cómo has llegado hasta diciembre de 2020. ¡Y no es poco!

Si echamos la vista atrás y hacemos una retrospectiva del marketing en 2020 encontraremos tendencias que seguirán con nosotros en años venideros y otras que ni nos esperábamos que estuvieran en esta lista.

1. Las tiendas online son

las reinas del 2020

En 2019 había muchísimas empresas pequeñas y medianas que aún no se habían lanzado al mundo digital. Como mucho, tenían una pequeña web corporativa, hacían alguna campaña publicitaria en determinados momentos del año o podían tener redes sociales más o menos actualizadas pero…

¡BOOOM!

Marzo de 2020 hizo que estallaran todas las previsiones de estos pequeños negocios locales (o internacionales, mirad el caso de Primark que sin tienda online se enfrenta a grandes pérdidas) y de pronto se hizo muy necesario tener una fuente de ingresos. A pesar de la incertidumbre inicial, tras algunos días de cierre, fueron muchos los negocios que tenían tienda online los que empezaron a abrir sus negocios a las ventas. Algunas con grandes descuentos, otras con promociones, pero sin duda, con la gran ventaja de tener ya la operativa online montada para trabajar.

¿Qué pasó con los negocios que no tenían forma de venta online? Tuvieron dos opciones: o reaccionaban o se los comían. Y fueron muchos los que empezaron a contactar con empresas como la nuestra para montar pequeñas tiendas online con las que poder continuar con su negocio. Muchos negocios se han tenido que adaptar y si ahora hacen una retrospectiva de su estrategia de marketing en 2020 seguro que destacan la digitalización casi obligatoria de sus empresas.

2. Contención y ahorro

en las inversiones publicitarias

La caída en los presupuestos publicitarios es un hecho. Cuando hay épocas de crisis económicas es lo que ocurre. Y más cuando nos encontramos con una situación tan inesperada como la que hemos vivido en 2020. Así que son muchas las empresas grandes y pequeñas que han disminuido su presupuesto publicitario. Es cierto que la inversión en publicidad es eso, una inversión, y no un gasto. Pero en épocas inciertas, donde el consumo de los clientes cae drásticamente, invertir en publicidad al mismo ritmo que antes parece un poco locura.

Salvo que tu negocio haya sabido aprovechar la coyuntura y haya evolucionado adaptándose (como muchas empresas de moda que hicieron mascarillas, filtros y demás elementos sanitarios), es normal que en estos tiempos no te atrevas a invertir grandes cantidades de dinero en publicidad.

Sobre todo si no sabes cómo hacerlo y temes tirar el dinero.

En estos casos y en épocas complicadas como esta, lo mejor es contar con una agencia de marketing que gestione tu presupuesto y lo optimice. Por ejemplo, en Innovae, somos agencia verificada por Facebook y contamos con mejores condiciones al hacer publicidad en su plataforma. Además, estudiamos el público, los tipos de anuncios y todos los condicionantes de una campaña de publicidad online para optimizarla al céntimo. Contacta con nosotros y te ayudaremos a alcanzar tus objetivos optimizando tu presupuesto.

3. Sensibilidad y emoción

en los mensajes en las redes sociales

Antes de que se iniciara este tsunami, la mayoría ni se paraba a pensar en cómo estaban sus vecinos. Tras pasar un confinamiento y vivir cómo miles de personas morían en todo el mundo y muchísimos negocios se quedaban sin recursos para continuar, esa mayoría comenzó a pensar un poco más en los demás. Por eso se iniciaron muchísimas campañas emocionales, con fines más o menos solidarios, pero con un mensaje común de unión y de que «juntos saldremos de esta situación».

Ahora, meses después, el marketing se ha convertido en algo mucho más sensible y sensibilizado. No solo se busca vender o dar a conocer productos, sino que se intenta apelar a la conciencia y a la parte emocional del cliente. De esta forma, se crea una imagen de marca comprometida y responsable. Quizás sea el momento de que las políticas de RSC tomen la importancia que deben tener, incluso para las pequeñas empresas. Hasta en Innovae tenemos una dotación destinada a las políticas de Responsabilidad Social Corporativa.

¿Seguirá esta tendencia dentro de unos meses, cuando la pandemia mundial vaya remitiendo? ¿O volveremos a olvidarnos de los más desfavorecidos? Esperemos que esta retrospectiva del marketing en 2020 sirva para concienciar un poco a las grandes marcas.

4. El auge de los

vídeos verticales

Aunque ya habíamos experimentado con vídeos verticales gracias al formato de las Historias de Instagram, ha sido este año cuando el vídeo vertical ha arrollado a su versión horizontal. Y las redes sociales han tenido gran parte de culpa en eso.

A pesar de que la forma más natural para ver imágenes es horizontal (tenemos los ojos ubicados horizontalmente en nuestro rostro y contamos con visión panorámica), las pantallas verticales de los Smartphones (cada vez más alargados, por otro lado) y las redes sociales como Snapchat, Instagram o Tik Tok nos han hecho pasarnos al formato vertical casi sin darnos cuenta.

En marketing podemos notar esta tendencia al realizar cada vez más vídeos en este formato, como tutoriales, «directos» o Reels de Instagram. Incluso YouTube se suma a la verticalidad y ya lo incluye también en su plataforma. ¿Veremos pantallas de televisión u ordenadores verticales en un futuro? No lo sabemos, pero de momento ya se están adaptando tráileres de series, películas y videoclips para publicarlos en las redes sociales con este formato así que… ¿Quién sabe?

¿Y tú? ¿Qué opinas de esta retrospectiva del marketing en 2020?

Cuéntanos cómo te ha afectado a ti el 2020 y cómo has sabido sortear la crisis.