14 noviembre, 2012 0

Hoy queremos hablaros de un modelo de negocio en Internet. Es el modelo de negocio sobre el que Mitucan se sustenta y es conocido como saas (software as a service), aunque también se le llama comúnmente “servicios en la nube”.El software es nuestro servicio, en este caso es  Joomla.  Nuestra solución viene alojada en Internet y nuestros beneficios proceden de una pequeña cuota mensual. Nosotros buscamos al cliente ideal y le desarrollamos una solución a medida. La ventaja de este modelo es que, una vez montado el servicio, solo nos dedicamos a ofrecer soporte.  El cliente administra su negocio desde la web,  se sirve a sí mismo. No necesita disponer de infraestructuras y puede probar el servicio totalmente gratis y de manera inmediata  (esto último pone en ventaja al proveedor del servicio cloud frente al proveedor del software in house).
Pero, ¿funcionan estos modelos de negocio? ¿Realmente tienen futuro?
Los negocios saas funcionan si realmente tienes un importante volumen de clientes, si no hay un verdadero equilibrio entre costes y beneficios, no te será rentable.
Debes estar al día, actualizando constantemente para ofrecer al cliente las últimas funcionalidades. Una de las ventajas para los clientes es que si detectan cualquier fallo, con el servicio saas el tiempo para resolverlo es menor, no tienes que ponerte a hacer pruebas y correcciones. Cuando pagas por un servicio in house los fallos del software te los solucionan normalmente durante el primer año, luego tienes que pagar una cuota por servicio de mantenimiento.
Contratar un servicio saas para las pequeñas empresas resulta más económico porque no tienen que desembolsar una cantidad de dinero grande sino que, al ser un servicio mensual, es como si lo pagaran a plazos.
¿Cuáles son las claves para que un negocio saas tenga éxito? En Force.com nos dan las pautas:
El líder de tu proyecto debe ser una persona que conozca a la perfección las ventajas del modelo SAAS. Debe estar al tanto de  la opinión de los usuarios, generar una demanda continua, reteniendo a los clientes gracias a las mejoras continuas de la aplicación. Tienes que tener en cuenta que vendes un servicio, no un producto, por lo que el trato hacia el cliente es diferente. Si tu cliente tiene éxito, tú tienes éxito también, así que destaca esto a la hora de vender. Realiza encuestas de satisfacción y resuelve las quejas cuanto antes. El fin último es fidelizar al cliente. Vigila los gastos fijos y la inversión inicial, ya que los ingresos se consiguen gracias a un modelo de recurrencia.  Y busca alianzas con otras webs que potencien el uso de tu aplicación.
Para el cliente las ventajas son muy amplias: no necesitan de conocimientos en informática para utilizar el servicio, porque generalmente funcionan bajo interfaces sencillas e intuitivas. La empresa se encarga de la actualización continua del software, por lo que nunca se quedará obsoleto. La implementación se realiza de forma inmediata, por lo que se accede a las aplicaciones sin necesidad de instalar nada. Los sistemas tienen un alto nivel de fiabilidad y el soporte está garantizado. Ofrecen total independencia, te puedes conectar desde fuera del trabajo, solo gracias a Internet. Y, aunque muchos creen que esto es una desventaja por estar los datos en manos de terceros, las leyes actuales son muy protectoras en este aspecto. El cliente puede olvidarse de hacer copia de seguridad, pues de esto se encarga el proveedor.
Ya conoces algunas ventajas del cloud computing, ¿quieres informarte de las posibilidades que ofrece Mitucan? ¡Contacta con nosotros!