25 julio, 2013 0

La noticia de hoy es, sin duda, de las más llamativas: Twitter pide disculpas por el lanzamiento de tuits en perfiles de usuario sin que estos dieran su consentimiento. Los mensajes fueron enviados en cuentas de tres usuarios (dos reales y uno falso) en el cual se alababa una de las nuevas funciones que la red social está intentando implementar para obtener ingresos por publicidad. ¿Hasta qué punto somos dueños de nuestros perfiles? ¿Debería existir cierta limitación legal?

Twitter está trabajando en una nueva herramienta que permitiría promover en la red del microblogging anuncios de televisión. Esto permitiría a las marcas impulsar la viralidad de sus anuncios en la pequeña pantalla aprovechando los hábitos de consumo actuales. Y es que, según un estudio de Nielsen, uno de cada tres usuarios de Twitter utiliza esta red social habitualmente para compartir con sus seguidores su opinión de lo que está viendo en la televisión en momento real. La nueva herramienta ayudaría a que los anuncios televisivos de las marcas obtuvieran una mayor viralidad mediante el lanzamiento de mensajes.
Según Mashable, que se ha hecho eco del error, Twitter envió tuits alabando determinados anuncios de televisión como ejemplo de cómo las marcas pueden monitorizar conversaciones de los consumidores en tiempo real. Pero, para la demostración, utilizó la cuenta de tres usuarios de la red social que desconocían que estaban utilizando sus amigos, su imagen y su perfil como supuesto consumidor. «¿Cuál es la canción del nuevo anuncio de @barristabar? ¡Me encanta!» se publicó en la cuenta de @ Neil_Gottlieb sin su autorización. Ni él, ni el otro usuario real sabían que sus perfiles podían ser utilizados para amplificar un anuncio sin su consentimiento.

La cuenta de Twitter Advertising se disculpó publicamente a la vez que eliminaba los falsos testimonios y argumentaba que se había producido un error en el lanzamiento de los simulacros de demostración. Lo que no está claro es por qué se utilizaron esas tres cuentas cuando no tienen un gran volumen de seguidores ni son usuarios influyentes. De momento, los usuarios están pensando en lanzar una demanda contra la red social.
Y aquí entra la gran pregunta: ¿Debería existir una legislación que limitase el uso de nuestros datos personales en redes sociales aunque consintamos una cesión parcial de ellos? ¿Qué harías si te hubiera ocurrido a ti?

Tags: